Salvador Dali

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech, marqués de Dalí de Púbol, nació un 11 de mayo de 1904 y murió un 23 de enero de 1989.

Se le considera uno de los máximos representantes del surrealismo.

Fue pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español. Su tendencia al narcisismo y la megalomanía con el fin de atraer

la atención de la gente hacen de él un personaje muy llamativo.

Produjo alrededor de 1.500 pinturas a lo largo de su carrera, además de decenas de ilustraciones

para libros, litografías, diseños escenográficos, vestuarios, dibujos, esculturas y proyectos paralelos en fotografía y cine

Tenía un oso hormiguero como mascota y lo sacaba a pasear por las calles de París de vez en cuando.

El pintor visitó un centro para enfermos mentales en París. Mientras el director le enseñaba cada uno de los cuartos, Dalí se asomaba, examinaba al paciente y

exclamaba "poco interesante". En el último cuarto vio la imagen de un hombre despeinado, y con ojos desorbitados. Le llamó la atención y ante la mirada de aquel

hombre loco exclamó "Este, este, este, este es un loco genial, se le nota enseguida". El director del psiquiátrico le contestó: "Pero señor Dalí, aquí no hay

nadie, observe usted que está ante el espejo de un armario".

Dalí tenía un método para que no le cobraran sus cheques: cuando salía a comer, después de consumir los platos más caros que los restaurantes le podían ofrecer,

llegado el momento de pagar, pedía la cuenta, sacaba uno de sus cheques en los que anotaba el monto y lo firmaba, pero antes de entregar el cheque lo volteaba,

hacía un dibujo en el reverso y lo autografiaba. Dalí sabía que el dueño del restaurante no cobraría el cheque sino que lo guardaría, lo pondría en un marco y

lo expondría en el mejor lugar del restaurante

En 1929 fue expulsado de su casa por su padre, después de escribir "En ocasiones, escupo en el retrato de mi madre para entretenerme". Además lo desheredó y

le prohibió volver jamás a Cadaqués. Durante la discusión, Dalí le mostró a su padre un preservativo usado, conteniendo su propio esperma, diciéndole "Toma,

ya no te debo nada".