Desde los inicios de la manufactura, los relojes Patek Philippe han suscitado la admiración y el entusiasmo de todos los conocedores y apasionados del arte relojero. El espíritu de innovación que reina en los talleres ha contribuido a brindar a estas creaciones una longevidad y fiabilidad excepcionales. En su colección actual, Patek Philippe presenta una amplia gama de modelos, muchos de ellos considerados objetos de culto.

Antoni Norbert Patek nació en 14 de Junio de 1811 (algunas fuentes datan el nacimiento en 1812) en Piaski Luterskie cerca de ublin, Polonia.A la edad de 10 años, Patek se mudó con sus padres a Varsovia. El padre de Patek murió en abril de 1828 en Varsovia.

El 1 de marzo de 1828, a los dieciséis años Patek se incorpora al regimiento polaco, e interviniendo en el alzamiento de noviembre a la dominación Franco Prusiana, fue herido dos veces. Sobre 27 de febrero de 1831 por su actitud heroica Patek fue ascendido a segundo teniente de la brigada Primero de Agosto.

En octubre del mismo año fue condecorado con la medalla de oro Virtuti Militari. Certificado de los archivos del Ejército polaco primer regimiento de fusileros de Mounted en el cual se le concede la cruz de oro militar polaca Virituti Militari, nº orden 3489, firmado por el coronel T. Stawiarski.

Después de la caída del alzamiento al igual que muchos otros oficiales y soldados del ejército polaco tuvo que emigrar.

 

En 1832 Patek se instala en Francia, en primer lugar en Cahors, posteriormente en Amiens donde trabajó como encargado. Dos años después un decreto hecho público por el gobierno francés bajo la presión de la embajada rusa, forzó a muchos ex insurgentes a volver a establecerse en Suiza.

Patek probó muchas ocupaciones, entre otras, comerció con licores y vino en Versoix cerca de Ginebra. Durante algún tiempo Patek asistió a cursos de pintura por el famoso pintor y grabador suizo de la época especialista en paisajismo Alexandre Calame.

 

 

Durante sus estudios, Patek también viajó a París donde se quedó durante varios meses, ahí conoció a la familia Moreau de Versoix con la cual hizo amistad, y en la cual conoció a su futura esposa, animado probablemente por la actividad de dicha familia hubo algo que lo atrajo de manera especial, era la fabricación de relojes de bolsillo de gran valor, todas ellas, piezas maravillosas, comenzó así, acumulando movimientos de los relojes que compró a los relojeros de ginebra, ya conocidos por la calidad de sus productos. Sobre 10 de julio de 1839 en Versoix, Patek se casó con Marie Adélaïde Elisabeth Thomasine Dénizart.

En mayo de 1839 en Ginebra, Antoni Patek se unió con un ex camarada, otro emigrante polaco, el relojero de Varsovia Franciszek Czapek y fundaron la fábrica de relojes con sus oficinas centrales en Quai des Bergues 29. La compañía fue apoyada económicamente por otros relojeros polacos: Wawrzyniec Gostkowski, Wincenty Gostkowski, y Wladyslaw Bandurski.

 

 

Los primeros relojes de bolsillo fueron producidos sobre pedidos individuales basándose y utilizando los movimientos adquiridos anteriormente realizando el resto de la producción artística reflejando los temas de la historia y cultura polaca, como retratos de héroes revolucionarios, las leyendas de los siglos X y XII, el culto a la Madonna de Czestochowa.

La pequeña compañía Patek Czapek & Co que empleando una media docena de obreros producía aproximadamente doscientos relojes de calidad por año. Pocas muestras conservadas hacen posible admirar la perfección de estos primeros relojes, fue el resultado de una unión próspera entre investigación artística y destreza técnica.

En 1843, Patek fue proclamado hijo adoptivo de Ginebra, consiguiendo la nacionalidad Suiza, sin embargo, no cesó su actividad política, la de un emigrante polaco y no paró en sus esfuerzos en ofrecer su ayuda a los refugiados. Y en 1838, respaldó la iniciativa de un grupo de emigrantes polacos para el establecimiento de la Fundación Polaca, y de la cual se hizo uno de los miembros más activos.

 

 

Entre la colección del Patek Philippe Museum hay relojes que constituyen el escudo de armas de la Princesa Zubów de 1845 y los retratos de Tadeusz Kosciuszko y los de Józef Poniatowski. En 1845 Desacuerdos entre Patek y Czapek obligaron a este último a retirarse.

El Queen Victoria fué presentada a la Reina Victoria del Reino Unido durante la gran exposición de Londres en Hyde Park (Crystal Palace), sobre 18 de Agosto de 1851, conociendo en la exposición a Jean Adrien Philippe, un relojero francés, en mayo de 1845 el lugar de Czapek fué ocupado por Adrien Philippe de 30 años, que en 1842 inventó el mecanismo de carga sin llave.

 

 

En enero de 1851 Patek & Co. Pasó a denominarse Patek Philippe & Co. La compañía empezó la fabricación en serie de relojes de bolsillo. Ambos copropietarios se basaron en la perfección como modelo a seguir, y la compañía ganó éxito gracias a los principios que Antoni Patek dejó a sus descendientes, mantener la calidad de los relojes producidos al nivel más alto posible, basandose en el principio de la innovación.

Patek Philippe asumió un papel principal en la industria de la relojería suiza a través de la introducción de mejoras técnicas, además de implementar las mejoras para reguladores, cronógrafos, y mecanismo de calendario perpetuo.

Durante la exposición de París de 1867, Patek Philippe exhibió relojes centrándose en las funciones que eran el patrón para relojes complicados al principio del siglo XX; concretamente un calendario constante, un repetidor, y un cronógrafo con las fracciones de segundo.

 

 

Patek y Philippe forjaron una sociedad única que abordó sus talentos individuales. Patek era un vendedor talentoso tanto como un viajero intrépido buscando la comercialización de sus relojes, Patek viaja entre otros países a Inglaterra en 1847, a USA en 1854, y a Rusia en 1858. aunque cruzar el océano era una empresa peligrosa, viajó alrededor del mundo para promocionar la marca y comercializar los relojes de su firma. Documentó estos viajes en sus diarios personales, y relacionó las muchas privaciones que él y otros viajeros tuvieron que enfrentarse.

Adrien Philippe, por otro lado, se quedó en Ginebra y enfocó sus esfuerzos en supervisar la dirección técnica de la firma, tanto como su producción diaria. En todo caso, la sociedad colectiva trabajó tan bien que antes de su muerte, en 1877, Patek había sido investido con el título de Conde por el Papa Pío IX. Antoni Patek murió a primeros de marzo de 1877 en Ginebra y fue enterrado en un cementerio local en Chatelaine. Adrien Philippe sobrevivió a Patek 17 años muriendo en 1894.

 

 

Tras la muerte de los cofundadores, tres antiguos empleados de la compañía, incluyendo a Edouard Kohn, que pasaría a comprar Ekregen después, se hicieron socios en la firma. En 1901, Patek Philippe fue reorganizada como sociedad anónima bajo el nombre de Patek Philippe & Cie, SA de Horlogerie. Fue recapitalizado con 1.6 millones de francos suizos, una enorme suma en aquella época. Aunque Patek Philippe no fabricó la mayor parte de sus propios relojes hasta 1910, los relojes que creó eran de una calidad exquisita. Se pueden encontrar relojes ultra complicados de esta época únicos en sus diseños y características avanzadas.

Merece la pena mencionar que en las oficinas centrales de la compañía se recibieron frecuentes visitas de hombres de negocios adinerados y realezas de la época, incluso la compañía construyó una sala de exhibición donde podían admirar los relojes más representativos de la marca.

En Río de Janeiro, Brasil, Carlos Gondolo y Paulo Laboiriau idearon una forma para la venta del Gondolo, consistía en hacerse socio de un club de un de entusiastas del reloj. La compañía ofreció la oportunidad de pagar 10 francos suizo semanalmente durante 79 semanas. Estos club realizaban picnic en excursiones y sombreros especialmente diseñados, también elaborarón una clase de lotería, cuyos participantes fueron invitados a hacerse miembros del Club Patek Philippe de esa manera se vendieron 180 unidades.

 

Es también interesante resaltar que durante este período, Patek Philippe fabricó relojes según las especificaciones de un joyero, y produjo una línea de relojes Art Deco, influido especialmente por los joyeros brasileños, Gondolo & Labourian. Hoy, los relojes de Gondolo están considerados como piezas singulares.

Desafortunadamente, la economía de la compañía se vio afectada como consecuencia de la Grán Depresión. El mercado para relojes de lujo desapareció, las ventas cayeron en picado. David LeCoultre, el fabricante del Vallee de Joux, les propuso una oferta, por razones desconocidas, su propuesta fue rechazada. Patek Philippe fue vendido a Charles y Jean Stern, que poseían la Fabrique de Cadrans Stern Freres, un nuevo Gerente General, Jean Pfister, fue contratado. El primer movimiento de Pfister fue volver a equipar la fábrica con el propósito de que Patek Philippe podía fabricar sus propios relojes otra vez.

Por primera vez en muchos años, Patek Philippe podía controlar cada aspecto de su producción y gracias a tales modelos de venta exitosa como el Calatrava presentado en 1932, las ventas mejoraron y la salud financiera de la compañía mejoró gradualmente. Este período se caracteriza por la gran innovación y la creación de muchos relojes espectaculares. Relojes con la señal horaria mundial, tanto como relojes de calendario perpetuo sofisticados como los Reference 1526, fueron introducidos en el mercado, volviendo a relanzar a Patek Philippe como el líder de la industria relojera.

Otra ventaja que Patek tenía sobre sus competidores era el hecho de que era una corporación familiar, tomando las decisiones muy importantes sin contrar con el visto bueno de una junta directiva. En 1934, Henri Stern, hijo de Charles, fue enviado a Nueva York, donde asumió la responsabilidad para la distribución estadounidense de los productos de la compañía. La Henri Stern Agency, fue fundada en la Ciudad de Nueva York para este propósito hasta el día de hoy.

En 1958, Henri Stern fue llamado a Suiza, para reemplazar a Jean Pfister como presidente y director gerente de la compañía matriz. La contribución para el éxito de Patek Philippe de Henri Stern era permitir que la compañía crezca, sin comprometer sus principios. Bajo su ojo atento, la compañía lanzó tales modelos como los Nautilus, y soportó la crisis económica de los 70 y 80. El departamento de servicio de ventas fue mejorado enormemente y los avances adicionales se basarón en el desarrollo de nuevos movimientos.

 

Uno de sus progresos fue el calibre 240, un movimiento que impresionó, tenía como protagonista un micro rotor que permitió que los diseñadores de Patek produjeran relojes de pulsera automáticos planos.

Patek Philippe & Co. Es el único fabricante de reloj de Ginebra honrado con El sello de Ginebra, de todos los movimientos que llevan la distinción del sello de Ginebra el 95% son relojes de Patek Philippe & Co. La compañía no cesa en sus esfuerzos de innovar sus productos. A Patek Philippe & Co. le han sido otorgadas más de 70 patentes, Los 20 relojes de pulsera más costosos vendidos en la subasta son todos de Patek Philippe & Co. El reloj de bolsillo de súper complicación de Henry Graves de 1933 sujeto el récord mundial para el reloj más costoso vendido en subasta en 1999 por más de 11 millones de $ USA.

 

Los dos relojes más complicados de todos los tiempos fueron hechos por Patek Philippe, el primero tardó nueve meses para la fabricación, un reloj de oro para Henry Graves Jr.de Nueva York, y el segundo, nueve años para crear el calibre 89, el reloj astronómico de pulsera con sonería más complicado del mundo.

Aunque Patek Philippe es con toda razón, famosa en la fabricación de relojería mecánica, la firma está también al frente de la industria como productores de cronometradores industriales y electrónicos, con sus originales relojes muy exactos instalados en las centrales de energía, hospitales, aeropuertos, y otros edificios públicos y fábricas.

La clientela ha incluido a muchos de los famosos de la historia, incluyendo realeza, la Reina Victoria, científicos distinguidos, artistas, escritores y músicos, incluyendo Albert Einstein, Marie Curie, Charlotte Bronte y Tchaikovsky. Hoy, evidentemente la mayor parte de la producción de la firma consta de relojes de pulsera, pero Patek Philippe conserva la habilidad de producir relojes de bolsillo, bajo encargo, de movimientos muy complicados y decorados con las pinturas en miniatura esmaltadas y grabados.

En 1990, Henri Stern renunció como presidente de Patek Philippe para disfrutar un retiro merecido. Desde entonces, su hijo Philippe Stern, que empezó a trabajar en Patek Philippe en 1977, ha sido responsable de supervisar las actividades de la corporación mercantil de la compañía.

El museo de Patek Philippe, en la Rue des Vieux Grandiers, además de poseer la colección de relojes más hermosos de la historia, ampara una esplendida biblioteca para los amantes de los relojes, dicha biblioteca tiene aproximadamente 7000 volúmenes desde 1531 a 2002, amparando obras de ediciones limitadas como las de Vigniaux, el cual es un tratado que fue el mejor manual de las técnicas relojeras de los talleres en el siglo XVIII.(VIGNIAUX. La industria de reloj práctica para el uso de los aprendices y de aficionados. Por vigniaux, registrado en Toulouse., el autor y el Bellegarigue, 1802, 434 páginas, 14 extensibles.Viginaux François nacido el 18 febrero 1755 en, Creuzier le Neuf, Falleció el 1 de septiembre de 1836 en, Seuillet.mille.) El museo fue abierto al público en noviembre de 2001 y desde ese momento ha sido visitada, alrededor de las 45.000 veces.

Cuenta con dos secciones, una dedicada a piezas raras que surgieron en especial en Ginebra antes de 1839, y la otra comprende exclusivamente piezas de Patek Philippe, correspondientes a 1850-1910. Cuatro pisos que albergan maravillas en alta relojerķa.