.iva

.CONTABILIDAD

.anexos

.Pensamiento

Cuando estás feliz, disfrutas la música, pero cuando estás triste, entiendes la letra El carácter no se puede desarrollar con facilidad y tranquilidad. Solo a través de experiencias de prueba y sufrimiento puede el alma ser fortalecida, la ambición inspirada y el éxito asegurado La clave para encontrar la belleza es saber dónde mirar La victoria siempre es posible para la persona que se niega a dejar de luchar y dejarse influir

 

Leccion DOS

Operaciones no Sujetas Operaciones Exentas

1. Operaciones no sujetas
2. Exenciones en operaciones interiores
3. Exenciones en exportaciones de bienes
4. Exenciones relativas a zonas francas, depósitos francos y regímenes aduaneros y fiscales
5. Exenciones en entregas intracomunitarias de bienes
6. Exenciones en adquisiciones intracomunitarias de bienes
7. Exenciones en importaciones de bienes

En este capítulo se van a estudiar determinadas operaciones en las cuales no es necesario satisfacer el Impuesto sobre el Valor Añadido, y ello por dos motivos distintos: porque la operación como tal no está sujeta al Impuesto, o, en segundo lugar, porque aun estándolo,sin embargo se produce una exención que permite la no repercusión del tributo.

Como se comprobará, la casuística es muy extensa y presenta una gran aplicación práctica.

Adicionalmente, es recomendable que el lector tenga en cuenta que la realización de operaciones exentas permite dividir a los sujetos pasivos que las realizan en dos grandes grupos:

— Las denominadas exenciones limitadas que afectan a los que realizan estas actividades y, al no repercutir el impuesto, la norma les impide deducirse las cuotas de IVA que ellos soportan cuando adquieren bienes y servicios para su actividad.

⇒ Ejemplo.

La academia AD, S.A. realiza una actividad consistente en impartir
clases de idiomas, informática y otras materias de formación profesional para sus alumnos.
Las actividades indicadas están sujetas pero exentas de IVA (es decir, la academia no repercute el impuesto sobre sus alumnos cuando estos satisfacen el precio de las clases). En consecuencia, el empresario que realiza estas operaciones (la academia AD, S.A.) tampoco podrá deducir las cuotas de IVA que se ve obligado a soportar cuando paga otros gastos tales como luz, teléfono, etc.

— Por otro lado, la denominada exención plena que afecta a los que realizan efectivamente actividades en las que no se repercute el IVA sobre sus clientes, pero que se configuran como exportaciones u operaciones asimiladas a las mismas. Estas operaciones están exentas de IVA, pero los empresarios que las realizan gozan de la posibilidad de deducir las cuotas de IVA soportadas en su actividad.

1. Operaciones no sujetas


Tanto las operaciones sujetas al IVA como las exentas se caracterizan porque en ellas no existe repercusión del tributo, por lo que el destinatario de la operación no se ve obligado a soportarlo. La diferencia entre el concepto de “no sujeción” y el de “exención” sí tiene, sin embargo, una justificación basada en distinguir supuestos en los que no tiene lugar la realización del hecho imponible (que es a lo que se refiere el concepto de “no sujeción”), frente a los casos en los que se realiza efectivamente el hecho imponible, nace el impuesto, pero existe una previsión legal (la exención) que beneficia a los intervinientes en la operación
determinando que la cuota tributaria sea 0.

La LIVA desarrolla diferentes supuestos de no sujeción que se concretan en los siguientes casos:

a) La transmisión de un conjunto de elementos corporales y, en su caso, incorporales que, formando parte del patrimonio empresarial o profesional del sujeto pasivo, constituyan una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios, con independencia del régimen fiscal que a dicha transmisión le resulte de aplicación en el ámbito de otros tributos y del procedente conforme a lo dispuesto en el art. 4 apartado Cuatro LIVA.

Quedarán excluidas de la no sujeción las siguientes transmisiones:


• Las realizadas por quienes tengan la condición de empresario o profesional
exclusivamente por realizar entregas de bienes o prestaciones de servicios que
supongan la explotación de un bien con el fin de obtener ingresos continuados
en el tiempo (arrendadores de bienes), cuando dichas transmisiones tengan por
objeto la mera cesión de bienes.

Se considerará como mera cesión de bienes la transmisión de bienes arrendados
cuando no se acompañe de una estructura organizativa de factores de producción materiales y humanos, o de uno de ellos, que permita considerar a la misma constitutiva de una unidad económica autónoma.

• Las efectuadas por quienes tengan la condición de empresario o profesional
exclusivamente por efectuar la urbanización de terrenos o la promoción,
construcción o rehabilitación de edificaciones destinadas a su venta, adjudicación o cesión, aunque sea ocasionalmente.

• La mera cesión de bienes o de derechos, se considerará como mera cesión de
bienes o de derechos, la transmisión de éstos cuando no se acompañe de una
estructura organizativa de factores de producción materiales y humanos, o de
uno de ellos, que permita considerar a la misma constitutiva de una unidad
económica autónoma.

Resultará irrelevante que el adquirente desarrolle la misma actividad a la que estaban afectos los elementos adquiridos u otra diferente, siempre que se acredite por el adquirente la intención de mantener dicha afectación al desarrollo de una actividad empresarial o profesional.

En caso de que los bienes y derechos transmitidos, o parte de ellos, se desafecten
posteriormente de las actividades empresariales o profesionales que determinan la no sujeción, la referida desafectación quedará sujeta al IVA.

Los adquirentes de los bienes y derechos comprendidos en las transmisiones que
se beneficien de la no sujeción se subrogarán, respecto de dichos bienes y derechos en la posición del transmitente en cuanto a la aplicación de las normas contenidas en el artículo 20, apartado uno, número 22º y en los artículos 92 a 114 LIVA.

Las entregas gratuitas de muestras sin valor comercial estimable, con fines de promoción.

Debe recordarse que las entregas de bienes afectos a la actividad constituía un tipo de autoconsumo y, por tanto, debía repercutirse el IVA correspondiente. La no sujeción indicada permite que cuando tales entregas gratuitas sean de muestras promocionales, no sea necesario que tal repercusión se produzca.

⇒ Ejemplo.

La firma de cosméticos AHZ S.A. entrega a particulares pequeñas
muestras de su nueva colonia. La entregas se producen en unos grandes
almacenes donde AHZ S.A. dispone de un stand comercial donde exhibe sus productos.

La entrega de estas muestras no está sujeta al IVA y, por consiguiente, no
le es exigible al sujeto pasivo la repercusión del impuesto.

⇒ Ejemplo.

La Sra. Ortega es propietaria de una perfumería. Ha decidido
regalar a la hija de una de sus mejores clientes, con motivo de su compromiso de boda, un lote de productos que habitualmente vende en su negocio.
En este caso, la operación se tipifica como un autoconsumo sujeto al IVA y debe, por tanto, repercutirse.

c) Las prestaciones de servicios a título gratuito efectuadas para la promoción de la actividad.

⇒ Ejemplo.

La empresa de servicios estéticos COS S.L., para promocionar su
nuevo aparato de rayos U.V.A., regala la primera de las sesiones a los clientes que contraten un determinado número de horas. Esta prestación de servicios a título gratuito no supone un autoconsumo de los mismos, sino una operación no sujeta, por lo que no habrá repercusión del IVA.

d) Las entregas gratuitas de impresos u objetos de carácter publicitario. Estos últimos deben carecer de valor comercial en sí mismos, deben tener consignada de forma indeleble la mención publicitaria y tienen adicionalmente una limitación cuantitativa para que su entrega pueda estar no sujeta al IVA: el coste total de los suministrados a un mismo destinatario durante un año natural no puede exceder de 200 €, a menos que se entreguen para su redistribución gratuita.

⇒ Ejemplo.

La empresa LOIS S.A. celebrará próximamente una fiesta dirigida
a jóvenes mayores de 18 años en un determinado recinto. A algunos de los
asistentes se les entregará, de forma gratuita, unas camisetas con el anagrama de la marca si resultan premiados en un sorteo que se celebrará en un momento de la fiesta.

Supuesta la finalidad publicitaria de la camiseta, así como el hecho de que
su valor comercial intrínseco no sea relevante, la entrega gratuita del bien
no será un autoconsumo, sino una operación no sujeta en la que, por tanto, no cabe la repercusión del impuesto.

e) Los servicios prestados por personas físicas en régimen de dependencia derivado de relaciones administrativas o laborales.

⇒ Ejemplo.

En una determinada empresa, tanto sus trabajadores como su
asesor fiscal se configuran como personas que prestan a la empresa sus
servicios. Sin embargo, sólo el servicio profesional del asesor está sujeto al impuesto. Los trabajadores no repercuten IVA a la empresa como consecuencia de las labores que hayan realizado en la actividad.

f) Los servicios prestados a las cooperativas por sus socios de trabajo.
g) Los autoconsumos de bienes y servicios, cuando no se atribuyó al sujeto pasivo el derecho a efectuar la deducción del IVA soportado en la adquisición de los bienes.

⇒ Ejemplo.

La empresa LLL, S.A. ha adquirido una determinada cantidad de
plumas estilográficas que pretende destinar como regalo de alguno de sus
clientes más significativos.

El regalo de las plumas supone la realización de un autoconsumo sujeto al
impuesto, por lo que será exigible a LLL, S.A. el IVA repercutido correspondiente. Ahora bien, si la empresa hubiese aplicado correctamente la normativa del impuesto (véase el capítulo de Deducciones), no habría deducido el IVA soportado de unos bienes destinados a atenciones a clientes En tal caso, al no tener lugar tal deducción, tampoco quedaría sujeto al IVA el posterior autoconsumo como consecuencia de la entrega gratuita de las plumas estilográficas.

h) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas directamente por las Administraciones Públicas, así como las entidades a las que se refieren los apartados c) y d) de este número, sin contraprestación o mediante contraprestación de naturaleza tributaria.

A estos efectos se considerarán Administraciones Públicas:

a) La Administración General del Estado, las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las Entidades que integran la Administración Local.

b) Las Entidades Gestoras y los Servicios Comunes de la Seguridad Social.
c) Los Organismos Autónomos, las Universidades Públicas y las Agencias Estatales

d) Cualesquiera entidad de derecho público con personalidad jurídica propia,
dependiente de las anteriores que, con independencia funcional o con una
especial autonomía reconocida por la Ley tengan atribuidas funciones de
regulación o control de carácter externo sobre un determinado sector o actividad
No tendrán la consideración de Administraciones Públicas las entidades públicas
empresariales estatales y los organismos asimilados dependientes de las Comunidades Autónomas y Entidades locales.

No estarán sujetos al Impuesto los servicios prestados en virtud de los encargos
ejecutados por los entes, organismos y entidades del sector público que ostenten,
de conformidad con lo establecido en el artículo 32 de la Ley de Contratos del Sector Público, la condición de medio propio personificado del poder adjudicador que haya ordenado el encargo, en los términos establecidos en el referido artículo 32.
Asimismo, no estarán sujetos al Impuesto los servicios prestados por cualesquiera entes, organismos o entidades del sector público, en los términos a que se refiere el artículo 3.1 de la Ley de Contratos del Sector Público, a favor de las Administraciones Públicas de la que dependan o de otra íntegramente dependiente de estas, cuando dichas Administraciones Públicas ostenten la titularidad íntegra de los mismos.

La no consideración como operaciones sujetas al impuesto que establecen los dos
apartados c) y d) anteriores será igualmente aplicable a los servicios prestados entre las entidades a las que se refieren los mismos, íntegramente dependientes de la misma Administración Pública.

En todo caso, estarán sujetas al Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de
servicios que las Administraciones, entes, organismos y entidades del sector público realicen en el ejercicio de las actividades que a continuación se relacionan:

a) Telecomunicaciones.

b) Distribución de agua, gas, calor, frío, energía eléctrica y demás modalidades de energía.
c) Transportes de personas y bienes.
d) Servicios portuarios y aeroportuarios y explotación de infraestructuras ferroviarias
incluyendo, a estos efectos, las concesiones y autorizaciones exceptuadas de la
no sujeción del Impuesto por el número 9.º siguiente.
e) Obtención, fabricación o transformación de productos para su transmisión posterior.
f) Intervención sobre productos agropecuarios dirigida a la regulación del mercado de estos productos.
g) Explotación de ferias y de exposiciones de carácter comercial.
h) Almacenaje y depósito.
i) Las de oficinas comerciales de publicidad.
j) Explotación de cantinas y comedores de empresas, economatos, cooperativas
y establecimientos similares.
k) Las de agencias de viajes.
l) Las comerciales o mercantiles de los Entes públicos de radio y televisión,
incluidas las relativas a la cesión del uso de sus instalaciones.
m) Las de matadero.
Las concesiones y autorizaciones administrativas, excepto las que tienen por objeto la cesión del derecho a utilizar inmuebles en puertos y aeropuertos.
Las prestaciones gratuitas de servicios, cuando sean obligatorias en virtud de normas jurídicas o convenios colectivos.

⇒ Ejemplo.

La asistencia letrada que presta un abogado del turno de oficio es
gratuita. No existe sin embargo un autoconsumo de servicios, sino una
prestación en la que una norma jurídica exige la gratuidad de la actividad
del abogado, por lo que ésta queda no sujeta al IVA.

k) Las operaciones realizadas por comunidades de regantes para la ordenación y
aprovechamiento de aguas. Las entregas de dinero a título de contraprestación o pago.

⇒ Ejemplo.

Como se indicó, uno de los hechos imponibles sujetos al IVA es la
entrega de bienes. Cuando el empresario A vende al empresario B una partidade productos, en realidad se producen dos entregas de bienes:
— La de A a B, constituida por los productos en cuestión. El vendedor
deberá cobrar al adquirente el precio más el IVA correspondiente.
— La de B a A, constituida por el dinero que supone el precio de la
operación. Esta segunda entrega está, sin embargo, no sujeta al impuesto.

Adicionalmente a las operaciones anteriores, la LIVA establece la existencia de determinadas AIB que pueden estar no sujetas al impuesto. Recuérdese que estas operaciones consistían en la adquisición de bienes expedidos desde otro Estado miembro de la Unión Europea. Para que exista no sujeción de la operación deben darse las siguientes circunstancias:

— El adquirente debe ser un sujeto pasivo acogido al régimen especial de la agricultura previsto en el IVA, o bien un sujeto pasivo que realiza exclusivamente operaciones que no originan el derecho a la deducción total o parcial del impuesto (por ejemplo,un dentista que realiza operaciones exentas del tributo y, por tanto, nunca repercute IVA sobre sus pacientes), o bien una persona jurídica que no actúa como empresario o profesional (por ejemplo, un ente público, una fundación o un partido político).
Recuérdese que los particulares sólo realizan AIB cuando adquieren medios de
transporte nuevos, según la definición que ofrece de los mismos la normativa del
impuesto.

— El importe de las AIB realizadas por las personas citadas durante el año natural precedente, excluido el IVA, no debe haber alcanzado el equivalente a 10.000 €.

En tal caso, la no sujeción se aplicaría en el año en curso hasta alcanzar dicho
importe, pues si se alcanzase pasarían a tributar todas las adquisiciones realizadas en el año presente incluidas aquéllas en la que se sobrepasan esa cifra (y, adicionalmente, también quedarán sujetas las del año siguiente, al haber rebasado, en el actual, los 10.000 €).

El hecho de que sus AIB puedan quedar no sujetas en España no supone, en absoluto, que estos operadores no se vean obligados a soportar IVA por sus adquisiciones. Lo que ocurrirá entonces es que deberán satisfacer el IVA vigente en el Estado miembro donde realizan la operación.

La normativa de impuesto permite, no obstante, que las personas citadas puedan optar (y esta opción abarcará un mínimo de dos años) por hacer tributar sus adquisiciones como AIB sujetas al IVA español, aunque no hubiesen rebasado el límite de los 10.000 €.

En definitiva, el operador puede decidirse por el IVA español o por el del otro Estado en función de cuál le resulte menos oneroso (excepto que supere el límite de euros, pues en tal caso se activa la no sujeción y se tributa, en todo caso, en el otro Estado miembro).

Finalmente, ha de indicarse que las adquisiciones intracomunitarias de medios de transporte nuevos o de productos objeto de impuestos especiales (alcohol, tabaco, cerveza…) realizadas por las personas indicadas están siempre sujetas al IVA español y, por tanto, tributan siempre como AIB sea cual sea su importe.

⇒ Ejemplo.

Un médico español ha adquirido a una empresa alemana un aparato
especial que pretende instalar en su consulta. El precio del aparato, convertido a euros, es de 8.500 unidades. Durante el año precedente no realizó ninguna AIB
En este supuesto pueden darse las siguientes situaciones:
— El profesional que realiza la compra (médico español), al ser un sujeto
pasivo que realiza operaciones que no dan derecho a la deducción del
IVA soportado (pues la asistencia sanitaria está exenta de IVA), y dado
que el volumen de la adquisición no ha superado los 10.000 €, estaría
realizando una AIB no sujeta. En tal caso, deberá pagar el IVA alemán
al empresario vendedor.

— No obstante, como se ha indicado, el médico podrá optar por sujetar al
IVA español su AIB, y en tal caso no abonará el IVA alemán, sino el
correspondiente a España.

2. Exenciones en operaciones interiores


Están exentas del IVA las siguientes operaciones, que aparecen exhaustivamente recogidas en el art. 20 de la LIVA:

1) Las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a ellas que
constituyan el servicio postal universal siempre que sean realizadas por el operador u operadores que se comprometen a prestar todo o parte del mismo.
Esta exención no se aplicará a los servicios cuyas condiciones de prestación se
negocien individualmente.

2) Los servicios de hospitalización o asistencia sanitaria realizados por entidades de Derecho público o por entidades privadas en régimen de precios autorizados o comunicados. La exención incluye servicios tales como alimentación, quirófano, suministro de medicamentos, etc.

No obstante, sí está sujeta plenamente la entrega de medicamentos para ser consumida fuera del establecimiento, los servicios de alimentación y alojamiento prestados a personas distintas del enfermo y de sus acompañantes, los servicios veterinarios y los arrendamientos de bienes realizados por las entidades citadas.

3) La asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios (que son los que el ordenamiento jurídico considera como tales, así como los psicólogos, logopedas y ópticos con titulación oficial o reconocida), cuando se refiera al diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades, incluyendo análisis clínicos y exploraciones radiológicos.

Cuando estos servicios se prestan al margen de un tratamiento médico, como sucede en el caso de la cirugía estética, entonces la operación está sujeta al IVA y debe repercutirse.
4) Las entregas de sangre, plasma y demás fluidos y tejidos u otros elementos del
cuerpo humano para fines médicos o de investigación.
5) Los servicios prestados por estomatólogos, odontólogos, mecánicos dentistas y
protésicos dentales. También está exenta la entrega, reparación y colocación de
prótesis dentales y ortopedias maxilares.
6) Los servicios prestados directamente a sus miembros por uniones, agrupaciones o entidades autónomas, incluidas las Agrupaciones de Interés Económico, constituidas exclusivamente por personas que ejercen actividades exentas o no sujetas, cuando tales servicios se utilicen en dichas actividades y sean necesarios para el ejercicio de las mismas y sus miembros se limiten a reembolsar la parte de gastos que les corresponda. La exención también se aplicará cuando, cumplido este último requisito, la prorrata de deducción no exceda del 10 por ciento y el servicio no se utilice directa y exclusivamente en las operaciones que originen el derecho a la deducción.

Ejemplo.

Un conjunto de profesionales médicos de una Comunidad Autónoma
constituyen una entidad que tiene como fin fundamental canalizar los avisos recibidos de determinados pacientes para ponerlos en contacto con el especialista médico correspondiente.

En las condiciones indicadas, los servicios que tal entidad presta a sus miembros están exentos del IVA. Así, cuando los médicos satisfagan los pagos que a cada uno le pudiera corresponder, no habrá repercusión del IVA.

La exención ha de ser reconocida por la Administración y surtirá efectos respecto de las operaciones cuyo devengo se produzca a partir de la fecha de la solicitud.

7) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios que, para el cumplimiento de sus fines, realiza la Seguridad Social, bien directamente o bien a través de sus entidades gestoras o colaboradoras.

8) Determinadas prestaciones de servicios de asistencia social que se indican en el artículo 20.1.8 de la LIVA (por ejemplo, asistencia a la tercera edad, a Refugiados, a minorías, a alcohólicos y toxicómanos…) cuando tales prestaciones se realicen por entidades de Derecho público o por entidades privadas de carácter social, cuando en este último caso, se les haya reconocido por la correspondiente AEAT dicho carácter. La exención comprende la prestación de los servicios de alimentación, alojamiento o transporte accesorios de los anteriores prestados por dichos establecimientos o entidades, con medios propios o ajenos.

El concepto de entidad privada de carácter social es utilizado por la norma para
otras exenciones que se verán a continuación, y se caracteriza por Corresponderse con entidades que deben reunir los siguientes requisitos:

— Carecer de finalidad lucrativa, destinando los beneficios que eventualmente
lleguen a obtenerse al propio desarrollo de la actividad.
— Los cargos de presidente, patrono o representante legal deben ser gratuitos y
carecer de interés en los resultados económicos de la explotación por sí mismos
o a través de persona interpuesta.
— Los socios o partícipes, sus cónyuges y sus parientes hasta el segundo grado
no deben ser los destinatarios principales de las operaciones, si bien este tercer
requisito no se exige para los supuestos de servicios sociales o los de carácter
deportivo que se comentan en el punto 13.
9) La educación de la infancia y de la juventud, la guarda y custodia de niños, incluida la atención a niños en los centros docentes en tiempo interlectivo durante el comedor escolar o en aulas en servicio de guardería fuera del horario escolar, la enseñanza escolar, universitaria y de postgraduados, la enseñanza de idiomas y la formación y reciclaje profesional, realizadas por Entidades de derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades.

La exención se extenderá a las prestaciones de servicios y entregas de bienes
directamente relacionadas con los servicios enumerados en el párrafo anterior,
efectuadas, con medios propios o ajenos, por las mismas empresas docentes o
educativas que presten los mencionados servicios.

La exención no comprenderá las siguientes operaciones:

a) Los servicios relativos a la práctica del deporte, prestados por empresas distintas de los centros docentes.
En ningún caso, se entenderán comprendidos en esta letra los servicios prestados
por las Asociaciones de Padres de Alumnos vinculadas a los centros docentes.

b) Las de alojamiento y alimentación prestadas por Colegios Mayores o Menores
y residencias de estudiantes.

c) Las efectuadas por escuelas de conductores de vehículos relativas a los permisos de conducción de vehículos terrestres de las clases A y B y a los títulos, licencias o permisos necesarios para la conducción de buques o aeronaves deportivos o de recreo.

d) Las entregas de bienes efectuadas a título oneroso.

10) Las clases a título particular prestadas por personas físicas sobre materias incluidas en los planes de estudio del sistema educativo. No tienen esta consideración, aquellas clases para cuya realización sea necesario darse de alta en las tarifas de actividades empresariales o artísticas del Impuesto sobre Actividades Económicas.

11) Las cesiones de personal realizadas por entidades religiosas inscritas en el Ministerio de Justicia, para el desarrollo de actividades sanitarias, educativas o de asistencia social.

12) Las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a las mismas efectuadas directamente a sus miembros por organismos o entidades legalmente reconocidos que no tengan finalidad lucrativa, cuyos objetivos sean de naturaleza política, sindical, religiosa, patriótica, filantrópica o cívica, realizadas para la consecución de sus finalidades específicas, realizadas para la consecución de sus finalidades específicas, siempre que no perciban de los beneficiarios de tales operaciones contraprestación alguna distinta de las cotizaciones fijadas en sus estatutos.

Se entenderán incluidos en el párrafo anterior los Colegios profesionales, las Cámaras Oficiales, las Organizaciones patronales y las Federaciones que agrupen a los organismos o entidades a que se refiere este número.
La aplicación de esta exención quedará condicionada a que no sea susceptible de
producir distorsiones de competencia.

13) Los servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, siempre que se presten por entidades de Derecho público, federaciones deportivas, el Comité Olímpico Español o entidades privadas de carácter social.
Esta exención no se extiende a los espectáculos deportivos.

14) Las prestaciones de los servicios que se señalan a continuación, cuando sean realizadas por entidades de Derecho público o entidades privadas de carácter social:

— Las propias de bibliotecas, archivos y centros de documentación.
— Las visitas a museos, galerías de arte, pinacotecas, monumentos, lugares
históricos, jardines botánicos, parques zoológicos y naturales, así como otros
espacios naturales de similares características.

— Las representaciones teatrales, musicales, coreográficas, audiovisuales y cinematográficas.
— La organización de exposiciones, así como otras manifestaciones similares.

15) El transporte de enfermos o heridos en ambulancias.

16) Las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización.
Asimismo, los servicios de mediación, incluyendo la captación de clientes, para la
celebración del contrato entre las partes intervinientes en la realización de las
anteriores operaciones, con independencia de la condición del empresario o
profesional que los preste.Dentro de las operaciones de seguro se entenderán comprendidas las modalidades de previsión.

17) La entrega de sellos de correos y de efectos timbrados, cuando sea por importe no superior a su valor facial.
18) Están igualmente exentas un largo elenco de operaciones financieras que aparecen citadas en la LIVA, entre las que deben reseñarse las siguientes por su amplia aplicación práctica:
— Depósitos en efectivo, incluidos los que son en cuenta corriente y de ahorro,
así como las operaciones relacionadas con los mismos. La exención no se
extiende a los servicios de gestión de cobro de créditos, letras de cambio, recibos
y otros documentos y tampoco a los servicios prestados al cedente en el marco
de los contratos de «factoring», con excepción de los de anticipo de fondos que,
en su caso, se puedan prestar en estos contratos. No se considerarán de gestión
de cobro las operaciones de abono en cuenta de cheques o talones.
— La concesión de créditos y préstamos en dinero y la transmisión de los mismos.
— La prestación de fianzas, avales y demás garantías.
— Las operaciones de transferencias, giros, cheques, pagarés, letras de cambio,
tarjetas y otras órdenes de pago (compensación interbancaria de cheques y
talones, aceptación y gestión de la aceptación, protesto o declaración sustitutiva
y la gestión del protesto).
— Las operaciones de compra, venta o cambio y servicios análogos que tengan
por objeto divisas, billetes de banco y monedas que sean medios legales de
pago, a excepción de las monedas y billetes de colección y de las piezas de oro,
plata y platino.

A efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior se considerarán de colección
las monedas y los billetes que no sean normalmente utilizados para su función
de medio legal de pago o tengan un interés numismático, con excepción de las
monedas de colección entregadas por su emisor por un importe no superior a su
valor facial que estarán exentas del impuesto.

No se aplicará esta exención a las monedas de oro que tengan la consideración
de oro de inversión de acuerdo con lo establecido en el número 2.º del artículo
140 de la Ley.

— Los servicios y operaciones relativos a acciones, participaciones, obligaciones y demás valores.

— La gestión y depósito de Instituciones de Inversión Colectiva, de Fondos de
Pensiones, de Fondos de Capital-Riesgo, y de Fondos de Regulación del Mercado
Hipotecario, de Titulización Hipotecaria y Colectivos de Jubilación.

Por excepción a la regla general, la norma determina que están plenamente sujetos al IVA los servicios de gestión de cobro de letras de cambio, recibos y otros documentos, así como el depósito y la gestión de valores.

19) Las loterías, apuestas y juegos organizados por la Sociedad Estatal Loterías y
Apuestas del Estado y la ONCE y por los organismos correspondientes de las
Comunidades Autónomas, así como las actividades que constituyan los hechos
imponibles de los tributos sobre el juego y combinaciones aleatorias.

La exención no se extiende a los servicios de gestión y demás operaciones de carácter accesorio o complementario de las actividades indicadas que no constituyan el hecho imponible de los tributos sobre el juego, con excepción de los servicios de gestión del bingo.

20) Las entregas de terrenos rústicos y demás que no tengan la condición de edificables, incluidas también las construcciones en ellos enclavadas que sean indispensables para el desarrollo de una explotación agraria. También está exenta la entrega de terrenos destinados a parques y jardines públicos o a superficies viales de uso público.
Se consideran edificables los terrenos que la normativa urbanística califique como solares, cuya transmisión, por tanto, está plenamente sujeta al impuesto.
También debe repercutirse el IVA en el caso de entrega de los terrenos que se indican a continuación, incluso aunque los mismos no tuvieran la condición urbanística de edificables:

— Entregas de terrenos urbanizados o en curso de urbanización, excepto cuando
se destinen a parques, jardines públicos o superficies viales de uso público.
— Entregas de terrenos en los que se hallen enclavadas edificaciones en curso o
terminadas, cuando se transmite conjuntamente el terreno y la edificación y la
entrega de esta última esté sujeta y no exenta del impuesto.

⇒ Ejemplo.

El Sr. C, particular, ha llegado a un acuerdo con la empresa
promotora PROIN S.A., por la que le transmitirá un solar de su propiedad
para que la citada entidad pueda iniciar la construcción de unas viviendas.
El precio pactado ha sido de X €.En este caso, al ser el Sr. C un particular, no existe ni tan siquiera sujeción al IVA. En el supuesto de que el solar fuera entregado por un empresario o profesional, la operación sí estaría plenamente sujeta a este impuesto.

21) Las segundas y ulteriores entregas de edificaciones, incluidos los terrenos en que se hallen enclavadas, cuando se realicen una vez terminada su construcción o rehabilitación incluidos aquellos terrenos en que se hayan realizado las obras de urbanización accesorias a las mismas. Tratándose de viviendas unifamiliares los terrenos urbanizados de carácter accesorio no podrán exceder de 5.000 metros cuadrados.

Se considera primera entrega (y, por tanto, está plenamente sujeta al impuesto) la que realice el promotor cuando tenga por objeto una edificación cuya construcción o rehabilitación esté terminada. Sin embargo no se considera primera entrega, sino segunda o ulterior (y, por tanto, exenta de IVA), la que realiza el promotor después de la utilización ininterrumpida del inmueble durante un plazo igual o superior a dos años por su propietario (el propio promotor) o por arrendatarios sin opción de compra u otros titulares de derechos de goce o disfrute (sin que se computen a estos efectos los períodos de utilización por los adquirentes en caso de resolución de las operaciones), salvo que quien adquiera el inmueble sea precisamente el propio arrendatario o titular de los derechos citados, en cuyo caso sí deberá repercutirse el IVA.

⇒ Ejemplo.

La empresa FFF, S.L. ha decidido vender a la empresa BBB S.A.
uno de sus almacenes que FFF había adquirido en 1987. Esta entrega es ya la segunda o posterior, por tanto, que experimenta el inmueble, por lo que está exenta del IVA.

⇒ Ejemplo.

La sociedad promotora AAA S.A. promovió hace cuatro años la
construcción de unos locales que hasta ahora ha estado utilizando. En el
día de hoy decide venderlos.Aunque en realidad nunca ha existido una transmisión previa del bien, AAA no deberá repercutir IVA sobre el comprador por haber transcurrido más de dos años de utilización del inmueble por el promotor.

⇒ Ejemplo.

La inmobiliaria OCK S.L. promovió hace cinco años un inmueble
que fue destinado a arrendamiento de viviendas y locales de negocio. Los
arrendatarios han estado alquilando el bien durante los cinco años citados.En tal supuesto, si OCK S.L. decidiera venderles a cada uno la parte de la edificación que han estado utilizando, dicha entrega estaría plenamente sujeta al impuesto (lo cual se ajusta a la regla normal de que la primera entrega tributa plenamente). Pero si se lo vendiese a terceros que no hubiesen estado utilizando el bien, tal entrega sí estaría exenta.

Las transmisiones no sujetas al IVA (artículo 7.1.º LIVA) no tendrán la consideración
de primera entrega a estos efectos.
Asimismo, la rehabilitación, para considerarse como tal, debe cumplir dos requisitos:
— Tener por objeto principal la reconstrucción de la edificación mediante
consolidación y tratamiento de la estructuras, fachadas, cubiertas y otros
elementos análogos.
— El coste de la rehabilitación debe ser significativo. Por ello la LIVA exige que
supere el 25% del precio de adquisición del inmueble (se supone que lo está
adquiriendo el rehabilitador). Sin embargo, si la rehabilitación se retrasa más de dos años, entonces se tomará como referencia el 25% del valor de mercado que tenga la edificación antes de proceder a acometerse su rehabilitación (a lo largo de esos dos o más años, su valor puede haber variado sensiblemente respecto del precio de adquisición). A estos efectos, se descontará del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo.Finalmente, la norma precisa que la exención no se aplica (debiéndose, por
consiguiente, repercutir el impuesto):

— A las entregas de edificaciones que realizan las empresas de arrendamiento financiero en los casos de ejercicio de la opción de compra.
— A las entregas de edificaciones para su rehabilitación por el adquirente.
— A las entregas de edificaciones que vayan a ser demolidas con carácter previo a una nueva promoción urbanística.

⇒ Ejemplo.

La empresa A es propietaria de un inmueble que compró en 1950.
Lo ha enajenado a la empresa B, que va a proceder a su demolición para la posterior construcción de un edificio de oficinas en alquiler.

Aun tratándose de una segunda transmisión del inmueble (la primera fue
cuando A lo adquirió), la operación queda, sin embargo, sujeta al IVA.
Tal situación no perjudica, como inicialmente ha podido parecer, al comprador. Éste soportará el IVA correspondiente, pero podrá deducirlo en sus declaraciones Si la operación hubiese quedado exenta de IVA, entonces B tendría que abonar el correspondiente ITP que no es deducible respecto de ningún otro tributo y, por tanto, se vería ante una situación menos ventajosa que la que le proporciona el IVA.

22) Los arrendamientos y la constitución y transmisión de derechos reales de goce o disfrute, cuando tengan por objeto los siguientes bienes:

— Terrenos, incluidas las construcciones agrarias para la explotación de una finca rústica.
— Edificios, o partes de los mismos, destinados exclusivamente a viviendas, o a
su posterior arrendamiento por entidades gestoras de programas públicos de
apoyo a la vivienda o por sociedades acogidas al régimen especial de Entidades
dedicadas al arrendamiento de viviendas establecido en el Impuesto sobre
Sociedades. La exención se extenderá a los garajes y anexos accesorios a las
viviendas y los muebles, arrendados conjuntamente con aquéllos.

Sin embargo, la exención no se extiende a:
— Arrendamiento de terrenos para estacionamiento de vehículos.
— Arrendamiento de terrenos para depósito o almacenaje de bienes, o para instalar en ellos una actividad empresarial.
— Arrendamiento de terrenos para exposiciones o publicidad.
— Arrendamiento con opción de compra de terrenos o viviendas cuya entrega está sujeta y no exenta al impuesto.
— Arrendamiento de apartamentos o viviendas amueblados, cuando el arrendador presta servicios complementarios tales como restaurante, limpieza, lavado de ropa u otros análogos.
— Arrendamiento de edificios o parte de los mismos para ser subarrendados.

— Los arrendamientos de edificios o parte de los mismos asimilados a viviendas de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos.
— La constitución o transmisión de derechos reales de goce o disfrute sobre los bienes anteriores.
— La constitución o transmisión de derechos reales de superficie.

23) Está exenta del IVA la entrega de bienes que el transmitente ha utilizado en la realización de operaciones exentas, siempre que no se le haya atribuido el derecho a efectuar la deducción total o parcial del impuesto soportado cuando adquirió los bienes que ahora se transmiten.
Se entiende que tal derecho no le ha sido atribuido, incluso aunque hubiese sido de aplicación la regla de prorrata (y, por tanto, sí dedujo alguna parte del IVA soportado cuando el transmitente puede acreditar que utilizó el bien exclusivamente en la realización de operaciones exentas.

⇒ Ejemplo.

Un colegio venderá próximamente, por renovación, parte de su antiguo mobiliario de las aulas. En tal caso, dado que el colegio realiza una actividad exenta, también lo estará la venta de los bienes en cuestión.
No obstante, esta exención no se aplicará (y, por tanto, deberá repercutirse el impuesto en los siguientes casos:

— Cuando se trate de entregas de bienes de inversión durante el período de regularización.
— Cuando resultan procedentes las exenciones inmobiliarias contempladas en los números 20, 21 y 22 anteriores.

24) Las entregas de bienes cuya adquisición hubiese determinado la exclusión total del derecho a deducir el IVA soportado, según lo establecido en la normativa del impuesto (arts. 95 y 96 de la LIVA).

⇒ Ejemplo.

La empresa C adquirió determinados bienes destinados a
atenciones a clientes y al personal, por lo que no pudo deducir las cuotas
de IVA que soportó en las adquisiciones. Posteriormente, rotas las relaciones comerciales con uno de estos clientes, ha decidido enajenar el bien que tenía preparado como obsequio para él. En tal caso, dicha venta estará exenta del impuesto.

25) Los servicios profesionales prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de obras audiovisuales, traductores y adaptadores.

26) Las prestaciones de servicios y las entregas de bienes realizadas por los partidos políticos con motivo de manifestaciones destinadas a reportarles un apoyo financiero para el cumplimiento de su finalidad específica y organizadas en su exclusivo beneficio.

2.1. Renuncia a la exención


Las exenciones de carácter inmobiliario contempladas en los puntos 20, 21 y 22 anteriores pueden ser objeto de renuncia por el sujeto pasivo, es decir, al renunciarse a la exención del IVA la operación queda plenamente gravada y se procede a repercutir el impuesto.

Para la renuncia a la exención se exige que el adquirente sea un sujeto pasivo que actúe en el ejercicio de sus actividades empresariales o profesionales y se le atribuya el derecho a efectuar la deducción total o parcial del Impuesto soportado al realizar la adquisición o, cuando no cumpliéndose lo anterior, en función de su destino previsible, los bienes adquiridos vayan a ser utilizados, total o parcialmente, en la realización de operaciones, que originen el derecho a la deducción.

El Reglamento del IVA dispone además que la renuncia a las exenciones reguladas en los números 20.º y 22.º del apartado uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, deberá comunicarse fehacientemente al adquirente con carácter previo o simultáneo a la entrega de los correspondientes bienes.

La renuncia se practicará por cada operación realizada por el sujeto pasivo y, en todo caso, deberá justificarse con una declaración suscrita por el adquirente, en la que éste haga constar su condición de sujeto pasivo con derecho a la deducción total o parcial del Impuesto soportado por las adquisiciones de los correspondientes bienes inmuebles o, en otro caso, que el destino previsible para el que vayan a ser utilizados los bienes adquiridos le habilita para el ejercicio del derecho a la deducción, total o parcialmente.

A efectos de lo dispuesto en la letra A) del número 22.º del apartado uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, se aplicarán los criterios sobre definición de rehabilitación contenidos en la letra B) del citado número 22º.

⇒ Ejemplo.

El Sr. Álvarez es propietario de un inmueble que explota como
garaje. Ha decidido poner fin a la actividad y transmite el inmueble en
cuestión a la empresa B S.A.

Al tratarse de una segunda transmisión de la edificación, en principio la
operación quedaría exenta de IVA, pero el comprador preferiría satisfacer este impuesto antes que el ITP, pues, aunque el tipo de gravamen es mayor, el IVA podrá deducirlo en su declaración trimestral. Para que el Impuesto sobre el Valor Añadido se exija plenamente, el Sr. Álvarez renunciará, a la exención.
No debemos olvidar que la sujeción de la operación al IVA cuando transmitente y adquirente son sujetos pasivos del IVA, genera beneficios tanto al transmitente como al adquirente.

Para este último supone la posibilidad de deducir el IVA soportado (cuando el ITPO no puede deducirse) y para el transmitente supone que no entra en regla de prorrata lo que le impediría deducirse la totalidad del IVA soportado.

3. Exenciones en exportaciones de bienes
En el Impuesto sobre el Valor Añadido está exenta la entrega de bienes expedidos o transportados fuera de la Comunidad Europea por el transmitente, por el adquirente no establecido o por un tercero que actúe en nombre y por cuenta de cualquiera de ellos.

Según esta definición, en una exportación destacan los siguientes elementos:

a) Se trata de una entrega de bienes. Por tanto, en el IVA no existe un concepto de “exportación de servicios”.

b) Los bienes tienen que ser desplazados físicamente fuera de la Comunidad. Si el traslado material no se produce, la exportación no se habrá llevado a cabo.

c) El destino de lo exportado se encuentra fuera del ámbito comunitario. Cuando las operaciones tienen un lugar de destino situado en el seno de la Comunidad no se está ante una “exportación”, sino ante una “entrega intracomunitaria”.
Asimismo, también se encuentran exentas del IVA las entregas de bienes que se efectúan en las tiendas libres de impuestos de los puertos y aeropuertos, cuando los adquirentes salgan con destino a territorios terceros, así como las entregas de bienes a viajeros cuando se cumplen los siguientes requisitos:

— Que los viajeros tengan su residencia habitual fuera de la Comunidad.
— Que los bienes salgan efectivamente del territorio comunitario.
— Que el conjunto de bienes adquiridos no constituya una expedición comercial,
requisito que se entiende cumplido cuando los bienes se destinen al uso personal o familiar o para ser ofrecidos como regalo, sin que pueda presumirse, por su naturaleza y cantidad, que vayan a ser objeto de una actividad comercial.
La exención se hará efectiva mediante el reembolso del IVA soportado en la compra, y sólo se aplicará cuando la compra de los bienes conste en una factura cuyo importe total, impuestos incluidos, sea superior a 90,15 €.

Como se ha precisado anteriormente, no existe una concepto de “exportaciones de servicios” sin embargo determinadas prestaciones de servicios quedan también exoneradas de IVA por su íntima conexión con una actividad exportadora. Así, la LIVA establece que también están exentas del impuesto:

a) Las prestaciones de servicios consistentes en trabajos sobre bienes muebles cuando seguidamente van a ser exportados fuera de la Comunidad por quien realizó esos trabajos, por el destinatario de los mismos no establecido en el ámbito de aplicación del impuesto (península y Baleares), o bien por un tercero que actúa por nombre y cuenta de los anteriores.

⇒ Ejemplo.

Un empresario argentino ha contratado los servicios de una
empresa textil aragonesa para que proceda a fabricar, con las pieles
facilitadas por el operador argentino, cazadoras y otras prendas de vestir.
Terminado el trabajo, los productos se comercializarán en EEUU. La
empresa española facturará sus servicios a su cliente dejándolos exentos
de IVA.

b) Las prestaciones de servicios, incluidas las de transporte y operaciones accesorias, distintas de las que gocen de exención conforme al artículo 20 de la LIVA, cuando estén directamente relacionadas con las exportaciones de bienes fuera del territorio de la Comunidad.Se considerarán directamente relacionados con las mencionadas exportaciones los servicios respecto de los cuales concurran las siguientes condiciones:

⇒ Que se presten a quienes realicen dichas exportaciones, a los destinatarios
de los bienes, a sus representantes aduaneros, o a los transitarios y
consignatarios que actúen por cuenta de unos u otros.

⇒ Que se realicen a partir del momento en que los bienes se expidan directamente con destino a un punto situado fuera del territorio de la Comunidad o a un punto situado en zona portuaria, aeroportuaria o fronteriza para su inmediata expedición fuera de dicho territorio.

c) Las prestaciones de servicios realizadas por intermediarios que, actuando en nombre y por cuenta de terceros, intervienen en las operaciones que se han descrito.

d) También estarán exentas las entregas de bienes a Organismos reconocidos que los exporten fuera del territorio de la Comunidad en el marco de sus actividades humanitarias, caritativas o educativas, previo reconocimiento del derecho a la exención.

No obstante, cuando quien entregue los bienes a que se refiere el párrafo anterior de este número sea un Ente público o un establecimiento privado de carácter social, se podrá solicitar a la Agencia Estatal de Administración Tributaria la devolución del Impuesto soportado que no haya podido deducirse totalmente previa justificación de su importe en el plazo de tres meses desde que dichas entregas se realicen.

⇒ Ejemplo.

La empresa CCC S.A. ha entregado a Cruz Roja Internacional tres
vehículos ambulancias en el marco de su política de colaboración con
entidades sociales. Tal entrega de bienes (que se configura como un
autoconsumo) está exenta del impuesto.

e) Las prestaciones de servicios, incluidas las de transporte y operaciones accesorias, distintas de las que gocen de exención conforme al artículo 20 de la Ley, cuando estén directamente relacionadas con las exportaciones de bienes fuera del territorio de la Comunidad.

3.1. Exenciones en las operaciones asimiladas a las exportaciones


Las operaciones que a continuación se indican se equiparan o asimilan a exportaciones, por lo que quedan, al igual que éstas, exentas del IVA:

a) Entregas, construcción, transformación, reparación, mantenimiento, fletamento total y arrendamiento de:

— Buques afectos a la navegación marítima internacional.
— Buques afectos al salvamento, a la asistencia marítima o a la pesca costera.
— Buques de guerra.

b) Entregas, arrendamientos, reparaciones y mantenimiento de los objetos que se
incorporan o se encuentran a bordo de los buques mencionados.

c) Las entregas de productos de avituallamiento de los buques citados, en las condiciones indicadas en la norma.

d) Entregas, transformación, reparación, mantenimiento, fletamento total o arrendamiento de aeronaves dedicadas a la navegación aérea internacional, o utilizadas por entidades públicas en el cumplimiento de sus funciones públicas.

e) Entregas, arrendamientos, reparaciones y mantenimiento de los objetos que se
incorporan o se encuentran a bordo de las aeronaves mencionadas.

f) Las entregas de productos de avituallamiento para las aeronaves citadas.

g) Las prestaciones de servicios realizadas para atender las necesidades de los buques y de las aeronaves que se han señalado en los puntos anteriores.

h) Entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el marco de las relaciones diplomáticas y consulares.

⇒ Ejemplo.

Las adquisiciones de bienes que se realizan por una embajada o una
oficina consular tienen una similitud evidente con la exportación o salida
de esos bienes del interior del país, por lo que tales entregas se dejan exentas.

i) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios destinadas a los organismos
internacionales reconocidos por España o al personal de dichos organismos con
estatuto diplomático, dentro de los límites y en las condiciones fijadas en los convenios internacionales por los que se crean tales organismos o en los acuerdos de sede que sean aplicables en cada caso.

j) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas para las fuerzas de los demás Estados que forman parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.
k) También quedan exentas las operaciones del número anterior, cuando los bienes se destinan a otro Estado miembro pero se afectan también a las fuerzas militares señaladas.
l) Las entregas de oro al Banco de España.

m) Los transporte de viajeros y sus equipajes por vía marítima o aérea procedentes de un puerto o aeropuerto situado fuera del ámbito espacial del IVA o con destino a él. No se exige que el citado puerto o aeropuerto esté situado fuera de la Comunidad, sino fuera de la península o Islas Baleares.

n) Prestaciones de transporte intracomunitario de bienes, con destino a las Islas Azores o Madeira o procedentes de dichas Islas.

ñ) Prestaciones de servicios por intermediarios cuando intervengan en las operaciones que se han indicado en los números anteriores.
Exenciones relativas a zonas francas, depósitos francos y regímenes aduaneros y fiscales Quedan también exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido las entregas de bienes destinados ser introducidos en una zona franca, depósito franco o depósito temporal, así como las prestaciones de servicios relacionadas directamente con dichas entregas, como puede ser el transporte, la carga o la descarga. Debe observarse que lo que resulta exento es la “entrega de los bienes”, y no el hecho de su introducción, pues esto último no es, propiamente, un hecho imponible.

⇒ Ejemplo.

Un empresario español A va a exportar productos vegetales a un
empresario argelino B, y por ello A coloca los bienes en la zona franca del
puerto de Algeciras a la espera de su exportación. La colocación de los
bienes en la zona franca no es el hecho imponible, sino su exportación.
Si previamente A ya hubiese entregado los bienes a B por ser éste quien se
encarga de sacarlos del país colocándolos previamente en la zona franca, tal entrega estaría exenta.

Igualmente, queda exenta del Impuesto la entrega de bienes (y las prestaciones de servicios directamente relacionadas con ellas) cuando los mismos se acogen a determinados regímenes aduaneros y fiscales tales como el perfeccionamiento activo, la transformación en aduana, la importación temporal, el tránsito externo o el depósito aduanero. La regulación de este tipo de regímenes no se encuentra en la LIVA, sino en la legislación aduanera, por lo que aquélla se limita a recoger la exención citada remitiéndose posteriormente a la normativa de aduanas.

5. Exenciones en entregas intracomunitarias de bienes


Quedan exentas del IVA las entregas de bienes expedidos o transportados por el vendedor, por el adquirente, o por un tercero que actúe en nombre y por cuenta de ellos, cuando el citado adquirente sea:

— Un empresario o profesional identificado a efectos del IVA en otro Estado miembro de la Unión Europea.

— Una persona jurídica que no actúa como empresario o profesional, pero que esté igualmente identificada a efectos del IVA en otro Estado miembro.

En virtud de esta exención, cuando hay una operación de exportación de bienes a otro Estado comunitario pueda calificársela, de manera concreta, como “entrega intracomunitaria de bienes”, distinguiéndose de esta manera de las “exportaciones” con destino fuera del ámbito de la Unión.

⇒ Ejemplo.

Un envío a Alemania sería entrega intracomunitaria de bienes.
Un envío a Perú sería exportación de bienes. Igualmente, un envío a Canarias, Ceuta o Melilla se califica también como exportación.
El adquirente realizará, a efectos del IVA de su país una adquisición intracomunitaria de bienes. Caso de que esta AIB no estuviese sujeta, entonces la entrega intracomunitaria previa sí lo estaría al IVA español, debiendo repercutirse este impuesto.

Está también exenta la entrega de medios de transporte nuevos. En el ámbito europeo, estos bienes tributan siempre en destino, siendo para el adquirente una AIB, al margen de que el vendedor o el comprador sean o no particulares. Debe recordarse que, además, el IVA considera también empresario al particular que, aunque sea –como es habitual– ocasionalmente, realiza una entrega intracomunitaria de medios de transporte nuevos.

6. Exenciones en adquisiciones intracomunitarias de bienes


Las adquisiciones intracomunitarias de bienes en las que los bienes adquiridos tienen la particularidad de que su entrega en el interior del ámbito de aplicación del IVA español hubiese estado exenta, también están exentas. Es decir, si hubiese habido exención en caso de operación interna, también la hay para el supuesto de operación intracomunitaria.

⇒ Ejemplo.

Un laboratorio sueco vende plasma sanguíneo a un laboratorio
barcelonés. La entrega de este bien está exenta, tanto si se trata de una
entrega interior, como si se produce mediante una AIB.
Del mismo modo, queda exenta una AIB cuando los bienes, caso de haber sido importados, son de aquéllos que permiten que dicha importación quede exenta.

6.1. Las operaciones triangulares


Las denominadas convencionalmente “operaciones triangulares” son un tipo de AIB realizadas por empresarios o profesionales que quedan también exentas de IVA. En ellas se producen las siguientes circunstancias, que la Ley califica de requisitos, para que la exención pueda producirse

a) La AIB se realiza por un empresario o profesional que no está establecido en la península o Islas Baleares (y que, por tanto, está fuera del ámbito de aplicación del IVA español), pero que sí está identificado en otro Estado miembro.

b) La AIB que queda exenta debe ser inmediatamente seguida de una entrega interior, que esta sí será gravada por el IVA.

c) La triangularidad reside en que los bienes se encuentran en un Estado diferente de aquél donde está situado el vendedor, y desde allí se trasladan a la península o Islas Baleares, que es donde se encuentra el adquirente final, que debe ser un empresario o profesional identificado por la Administración española.

⇒ Ejemplo.

Un empresario alemán adquiere en Italia un producto que le ha
sido encargado por su cliente, que resulta ser la empresa española C.
Al llegar los bienes de Italia a España, el empresario alemán realiza una
AIB que la Ley española deja exenta de tributación por el IVA. Posteriormente,se realiza entonces una entrega interior del empresario alemán al español que ya sí estará plenamente gravada por el Impuesto.

7. Exenciones en importaciones de bienes


Finalmente, en el ámbito de las exenciones la LIVA establece un extenso catálogo de importaciones que quedan exentas del impuesto por razón de la naturaleza de los bienes importados:

— Importaciones de bienes cuya entrega en el interior estuviese exenta del impuesto, como las de sangre, plasma sanguíneo, billetes de banco de curso legal, etc.
— Importaciones de bienes personales por traslado de residencia habitual.
— Importaciones de bienes personales destinados al amueblamiento de una vivienda secundaria.

— Importaciones de bienes personales por razón de herencia.
— Importaciones de bienes personales por razón de matrimonio.
— Importaciones de bienes muebles efectuados por estudiantes.
— Importaciones de bienes de escaso valor. Están exentas del IVA las importaciones de bienes cuyo valor global no exceda de 22 €, sin que pueda caber la exención en los casos de productos alcohólicos, perfumes, aguas de colonia, tabaco en rama o manufacturado.
— Importaciones de bienes en régimen de viajeros.

Quedan exentas las importaciones de bienes que los viajeros transportan en sus equipajes con el límite de de 300 € (si los viajeros llegaran por vía marítima o aérea el límite se fija en 430 €) o en caso de menores de 15 años de edad 150 € y sin perjuicio de la exención que la normativa aplica a determinados productos.

— Importaciones de pequeños envíos. Son los efectuados de particular a particular. En este caso el contravalor no debe exceder de 45 euros.
— Importaciones de bienes con ocasión del traslado de la sede de la actividad.
— Importaciones de determinados productos de naturaleza agrícola.
— Importaciones de animales de laboratorio y sustancias destinadas a la investigación.
— Importaciones de sustancias terapéuticas de origen humano.
— Importaciones de sustancias de referencia para el control de medicamentos.
— Importaciones de productos farmacéuticos con ocasión de competiciones deportivas internacionales.
— Importaciones de bienes destinados a organismos caritativos o filantrópicos.
— Importaciones de bienes en beneficio de personas con minusvalías.
— Importaciones de bienes en beneficio de las víctimas de catástrofes.
— Importaciones de bienes efectuadas en el marco de ciertas relaciones internacionales.
— Importaciones de bienes con fines de promoción comercial.
— Importaciones de bienes para ser objeto de exámenes, análisis o ensayos.
— Importaciones de bienes destinados a los organismos competentes en materia de protección de la propiedad intelectual o industrial.
— Importaciones de documentos de carácter turístico.
— Importaciones de documentos diversos.
— Importación de material audiovisual producido por la ONU.
— Importaciones de objetos de colección o de arte, no destinados a la venta e importados por museos, galerías y otros establecimientos autorizados y siempre que se haya efectuado a título gratuito, o bien entregados por quien no actúe como empresario o profesional.

— Importaciones de materiales para el acondicionamiento y protección de mercancías.
— Importaciones de bienes destinados al acondicionamiento o alimentación en ruta de animales.
— Importaciones de carburante y lubricantes.
— Importaciones de ataúdes, materiales y objetos para cementerios.
— Importaciones de productos de la pesca.
— Importaciones de bienes en régimen diplomático o consular.
— Importaciones de bienes destinados a organismos internacionales.
— Importaciones de bienes destinados a la OTAN.
— Reimportaciones de bienes.
— Importaciones de bienes que se destinen al régimen de depósito distinto del aduanero
— Importaciones de bienes para evitar la doble imposición.Leccion DOS

.