John Maler Collier fue un escritor y pintor británico miembro de los prerrafaelitas, y uno de los retratistas más valorados de su generación. Sus temáticas varían entre el retrato de toda la vida (pintó incluso a Darwin o al rey Jorge V) y las escenas históricas y mitológicas propias de su grupo de colegas. Collier tuvo como mentores a sir Lawrence Alma-Tadema y sir John Everett Millais, vinculados al movimiento pre-rafaelita, y el artista acabaría cayendo rendido ante la actitud romántica de la hermandad. Sin embargo el artista no fue en absoluto un «maldito» y gozó del aprecio y el respeto de la Gran Bretaña victoriana. Vivió muy bien entre la beautiful people de la época (a diferencia de otros contemporáneos como Rossetti), aunque al morir bien entrado el siglo XX, su arte ya estaba desfasado por tanta vanguardia.